Más de 2.000 personas participaron el día 21 de enero en la manifestación convocada en Burriana por la Plataforma por la Dignidad del Agricultor y respaldada por la Cooperativa Sant Josep, el grupo Intercoop, el Ayuntamiento de Burriana, la Federación Provincial de Agricultores y Ganaderos de la provincia de Castellón (Fepac-Asaja) y la Unió de Llauradors i Ramaders.

La concentración partió desde la plaza de la Generalitat y recorrió las calles de l’Escorredor, el Raval y calle Mayor, con final en la plaza Mayor, frente al Ayuntamiento. La comitiva la encabezaba una pancarta bajo el lema “El agricultor valenciano exige a Europa el respeto y la dignidad que nuestro trabajo merece”. Tras ella, representantes de la cooperativa, del Sindicato de Riegos, de las organizaciones y sindicatos agrarios, de los grupos políticos y del equipo de Gobierno del Ayuntamiento, con la alcaldesa al frente; seguidos por miles de ciudadanos que protestaban por los acuerdos de la Unión Europea con Sudáfrica que perjudican al sector y han hundido los precios de la clementina y la naranja.

Una instalación ubicada en la plaza del Ayuntamiento, obra del artista local Juan Poré -con la colaboración del artista José Ferrer- y encargada por la cooperativa, representaba un campo de naranjos con varias cruces y un ataúd, simulando un cementerio por la situación de abandono a la que aboca la política europea con los países terceros y la falta de protección del sector, en especial de la citricultura valenciana.

La manifestación, cubierta por varios medios de comunicación, entre ellos La Sexta en directo para toda España, concluyó con la lectura de un manifiesto, en el que se exigía la suspensión del acuerdo con Sudáfrica, la aplicación de una cláusula de salvaguarda y la reciprocidad en los requisitos y tratamientos fitosanitarios.

Manifestación comarcal el 25 de febrero en Nules

La cooperativa ofreció zumo de naranja a todos los asistentes en una manifestación inaudita en el sector y en la ciudad, una movilización que continúa la concentración del día 18 de diciembre de 2018 y que seguirá con una nueva protesta a nivel comarcal el 25 de febrero en Nules, para conseguir un trato justo para el sector citrícola valenciano en general y burrianense en particular.